Logo

Dirección

C/ Cervantes, 15 - 41590 La Roda de Andalucía

Email

hdadjesuslaroda@gmail.com

Enlaces

Página web

Twitter

Facebook

Muy Antigua Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Esperanza

#Asociaciones

Las primeras noticias escritas que se conocen sobre la Hermandad se recogen en el primer Libro de Ésta, que data del 1654, y que comienza de la siguiente forma:

«Sea notorio a todos los que en adelante escrito vieren, como siendo costumbre antigua en este lugar de La Roda, término y jurisdicción de la Villa de Estepa, de hacerse una procesión en que salía el paso e Imagen de Jesús Nazareno, y muchos hombres y muchachos con sus túnicas blancas y moradas y cruces, todos los días del Jueves Santo en la tarde.

Pero llegó al punto, de que la tarde del Jueves Santo del año 1654, se hallaron tan pocos hombres y muchachos con túnicas y cruces en la Iglesia de este lugar, que estuvo muy a punto y en litigio de no salir y hacerse dicha procesión, sin embargo salió y anduvo a instancias y ruegos de algunos buenos cristianos fervorosos de este lugar, y porque no se perdiese tan santa obra y procesión, se juntaron muchos vecinos de este lugar, entre ellos el alcalde ordinario de este lugar y el regidor, haciendo entre todos un número de treinta y dos vecinos y hermanos de la Hermandad del Dulcísimo Nombre de Jesús, que se sirve en la Iglesia de la Señora Santa Ana de este lugar, en catorce días del mes de Marzo del año 1655, confiriendo entre sí sobre lo arriba dicho, y acordaron y se convinieron de hacer e hicieron HERMANDAD entre sí, para que todos acudiesen y asistiesen, como tales hermanos a hacer e hiciesen procesión a instancia, reverencia, devoción y servicio de Dios Nuestro Señor, llevando cada uno su túnica de lienzo morado, con su capirote y una hacha de cera de a cuatro libras poco más o menos, todos los Viernes Santo, en la tarde según y como sea costumbre hacer en toda España e Iglesia Católica Romana.

Y dicha Hermandad, hizo y fundó conciertos, cláusulas, calidades y obligaciones que los hermanos de Ella habían de cumplir y guardar; y para su gobernación nombraron Oficiales, Hermano Mayor,  Prioste y Consiliarios.

Por no tener la Hermandad prevenido, ni hecho Libro se hicieron y pusieron cáñamas, dando una a cada Consiliario, para que cada uno diese aviso a los de su cáñama de la obligación que les tocaba cumplir.

Dicha fundación de la Hermandad, parece fue presentada ante el Señor Director, Don jerónimo de Rivera, vicario y juez eclesiástico ordinario de esta Vicaría de Estepa, a los veinticuatro días del mes de Abril de 1655, y la aprobó y sus Estatutos y los confirmó, en cuanto hubiere lugar de derecho y mandó que la dicha Hermandad se gobernase por ellos.

Admitieron por hermano de dicha Hermandad, a Diego García de Fresneña, escribano de este lugar, el cual ofreció de escribir todo lo que se ofreciere en los Cabildos y demás autos y cosas tocantes a la dicha Hermandad, mientras viviese y pudiese, sin por ello llevar derechos algunos.»

Como todas las Hermandades del lugar tenía bienes propios, desaparecidos más tarde en la desamortización.

El veinte de Abril de 1684, entra a formar parte de esta Hermandad la primera mujer, siendo su nombre Doña María González, viuda de Pablo Libras, que por encontrarse sola y sin familia, es acogida por la Hermandad, para que ésta acuda con la ara y acompañamiento el día de su muerte.

Posteriormente el nueve de Abril de 1708 «se decretó por el Hermano Mayor y Oficiales y más de cuarenta hermanos que se hallaron presentes en dicho Cabildo, que por cuanto las mujeres de los hermanos de esta Hermandad ayudan a sus maridos a las cargas de dicha Hermandad, que desde hoy en adelante se queden por hermanas cada una con su marido […].»

A primeros de Mayo de 1808, y con asistencia de cura párroco Don José de Arce, se nombró por Hermana Mayor de esta Hermandad a Doña Antonia Pavón y Prados. De las anotaciones e inventarios que hay en el mismo Libro, se desprende, que esta Señora ocupó este cargo, al menos durante dos años más.

Esta anotación demuestra, la importancia y la presencia que desde muy antiguo tiene la mujer en nuestra Hermandad.

Durante la Guerra de la Independencia pierde todos sus enseres que poco a poco se fueron reponiendo.

Poseía también esta Hermandad las imágenes de la Verónica y de San Juan, las cuáles desaparecieron en la Guerra Civil Española.

Con el advenimiento de la República, llegan las persecuciones religiosas y la Hermandad restringe sus cultos y hay años sin procesión.

En 1936 pierde todos sus bienes. Los objetos de valor que estaban en el camarín son robados, pero afortunadamente la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, fue escondida, librándose así del horror de las llamas. El día veintiocho de Julio del año 1936 fue ocupada La Roda de Andalucía por las tropas nacionales. Al día siguiente dos soldados de infantería Don José Carmona y Don José Quesa Díaz entraron en la Iglesia y al ver el cíngulo del señor reliado en un cable, tuvieron la idea de buscar por la Iglesia, por si había una imagen escondida, y al subir por una escalera muy estrecha que había en la parte trasera del altar, llegaron a una pequeña estancia muy oscura, donde encontraron la imagen de Nuestro padre Jesús Nazareno. Estos datos se conocen por una carta que envió a la hermandad, Don José Carmona, el diez de Mayo de 1989.

En 1940, pacificada nuestra Patria, se reorganiza nuestra Hermandad, y Ésta vuelve a hacer Estación de Penitencia, acompañada por la Hermandad de la Virgen de los Dolores. Pero en 1949 una resolución de la Hermandad citada anteriormente con respecto al horario de salida de la Procesión, trastocó los planes de nuestra Hermandad. Debido a esto se decide en Cabildo General, la adquisición de una nueva imagen de la Virgen, para gozo y alegría de todos los hermanos y pueblo en general, la cual esculpió Don José San Juan de Sevilla.

 Así el quince de Septiembre de 1949 se formalizó el contrato de compra de la Virgen y el paso; el dieciséis del mismo mes y año se hizo el contrato de compra del manto; el quince de Diciembre el de la corona; y el diecisiete de Febrero de 1950 se contrató la realización de los varales.

Consultado el Director Espiritual, se acuerda que la nueva Virgen se acoja bajo la advocación de “Esperanza”, y así mismo deciden que la Hermandad se denomine de ahora en adelante “HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO Y NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA”.

Con la llegada del nuevo siglo esta Hermandad celebra el L Aniversario de la venida a la Corporación de la imagen de la Santísima Virgen de la Esperanza, con un año de actos y cultos solemnes extraordinarios, concluyendo el 15 de Agosto del año 2000 con la Salida Procesional Extraordinaria de nuestra Amantísima Titular en su paso de palio, visitando una gran número de calles de nuestro pueblo hasta el amanecer.

En 2005 esta Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Esperanza cumple sus CCCL años de antigüedad y los conmemora con un año de fastos y cultos extraordinarios. Entre ellos hay que destacar el Solemne Triduo Extraordinario celebrado en la Iglesia Parroquial de Santa Ana, en el que, por primera vez, nuestros Amantísimos Titulares presidieron conjuntamente el altar levantado para tal ocasión; y que precedió a la Solemnísima Función Religiosa Extraordinaria celebrada el 15 de Agosto, a la que asistieron representantes de numerosas hermandades y cofradías de la comarca y de la política local, así como una gran cantidad de hermanos y devotos en general. A su término tuvo lugar la Salida Procesional Extraordinaria de Nuestro Padre Jesús Nazareno en su paso por las calles de esta localidad, rodeado de una multitud de fieles y devotos que lo acompañaron en su caminar como siempre ha sido habitual.

Con la publicación del Decreto por Su Eminencia el Cardenal Amigo Vallejo en 1997, en el que se publican las nuevas Normas Diocesanas para Hermandades y Cofradías, la Hermandad comienza en el año 2011 un proceso de reforma de Reglas en el que se elabora un nuevo texto que revisa y replantea en profundidad todos los aspectos de la Corporación; siendo aprobado en primer lugar por el Cabildo General Extraordinario celebrado el día 1 de Diciembre de 2012, y posteriormente por la Autoridad Eclesiástica.